sábado, 12 de agosto de 2017

Lecheras pelosas

Lecheras de borde peloso son diversas especies de Lactarius con sombrero netamente peloso o hirsuto, especialmente en los bordes y coloración que recuerda a la de los robellones o nízcalos.
En las zonas de abedules, Betula, se dan tres especies muy parecidas, la más común es el L. pubescens de sombrero no zonado, leche blanca e inmutable y muy picante y por tanto incomible.
También entre abedules encontramos más raramente el L. intermedius muy similar al anterior, con sombrero no zonado, pero con leche blanca que amarillea al rato y también incomible por su sabor ardiente.
Por último el L. torminosus presenta un sombrero zonado como el de los robellones o nízcalos, pero muy peloso hacia los bordes, con leche blanca e inmutable y con pie liso o con manchas o depresiones circulares.
Una de lecheras pelosas más comunes es el L. scrobiculatus, parecida a la anterior, pero típico de pinares y cuyo nombre le viene de las manchas circulares y un poco deprimidas que presenta en el pie, sombrero zonado y leche blanca que amarillea en unos segundos en lo que se diferencia también de la anterior. Precisamente se diferencia del L. citriolens, muy raro en Navarra, por su pie liso y sin manchas.
Especialmente en los bosques mediterráneos de Quercus, más raramente en otros bosques caducifolios, se da el L. mairei, de sombrero muy pelosos, pero no zonado y leche blanca inmutables y muy picante y por tanto incomible.

Esquema de las principales especies de Lactarius pelosos