viernes, 30 de diciembre de 2016

Monte Plano (Olite) 28/12/2016. Pinares repoblación Pinus halepensis

En las fechas en que estamos, a finales de año, estos pinares se encuentran pletóricos de fructificación de hongos, aunque las heladas nocturnas y la gran humedad de las nieblas ha provocado la destrucción, casi "explosión" de los carpóforos más grandes, especialmente de negrillas, Tricholoma terreum y T. scalpturatum y de los hongos de vaca, Suillus granulatus.



La mayor parte de las negrillas son Tricholoma terreum, pero también encontramos T. scalpturatum para cuya diferenciación rigurosa hace falta comprobar la estructura de su cutícula


En un corte transversal de la superficie del sombrero se aprecian tres capas bien diferenciadas en el T. terreum, carácter Josserandi +++


Frente a una sola en el caso del Tr. scalpturatum, Josserandi -


Abundantes ejemplares de Tricholoma fracticum, muchos de ellos reventados por el hielo y en los adultos no se aprecia bien la banda anular superior lo que hace pensar en el T. stans.


Sin embargo una sección microscópica de la superficie nos muestra una cutícula con las hifas muy separadas (a la derecha de la foto) debido a una alta gelificación que se manifiesta como una superficie muy viscosa, que en el caso del T. stans es muy reducida o inexistente dado que la superficie del sombrero es casi seca.


Una especie común en la zona mediterránea, pero rara en el resto de Navarra y por tanto poco conocida, el Clitocybe inornata de láminas poco decurrentes y oscuras, con muchos parecidos con el Rhodocybe mundula, de carne muy amarga.


También típico de pinares mediterráneos y no mediterráneos el Tricholoma psammopus.


Por supuesto no faltan los complicados clitocibes blancos, en este caso pequeños ejemplares de Clitocybe phyllophila.


 Y muchas cosas realmente interesantes las encontramos en las "miniaturas", tal es el caso de la Hemimycena lactea.


La Arrhenia rickenii, un especie de diminuto clitocibe de láminas bien desarrolladas, muy decurrentes y espaciadas.


Y la especie más rara encontrada sobre zonas quemadas de hogueras recubiertas de musgos la Galerina laevis = G. graminea, una especie que sin duda es necesario el uso del microscopio para diferenciarla de varios de sus congéneres.

RELACIÓN DE ESPECIES OBSERVADAS.

Arrhenia rickenii, Clitocybe inornata, Clitocybe phyllophila, Clitocybe subspadicea, Crepidotus variabilis, Galerina marginata, Gloeophyllum sepiarium, Hebeloma laterinum, Hemimycena lactea, Hygrophorus latitabundus, Hypholoma fasciculare var_fasciculare, Lepista sordida, Melanoleuca graminicola, Suillus granulatus, Tricholoma fracticum, Tricholoma psammopus, Tricholoma scalpturatum, Tricholoma terreum, 

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Lerín (18/12/2016) Pinares carrascos

Estos pinares mediterráneos poco atractivos en general para los seteros son tardíos para dar fructificaciones de setas, pero en general ofrecen especies muy interesantes, incluso para los micófagos. Una pequeña muestra de lo que vimos y disfrutamos con los amigos de Lerín, Antonio y Jose Luis.


Algunas zonas están repletas de negrillas, Tricholoma terreum, y sus afines claras, T. scalpturatum y T. atrosquamosum.


 Muchos hongos de vaca, también comestibles, y especialmente el Suillus mediterranensis, de color más claro, y base del pie rosada.


También comestible, pero de menos calidad por un cierto amargor la Lepista flaccida.


Pero lo más interesante micológicamente en general es de escaso interés culinario, el caso del Rhodocybe fallax un poco amargo, una especie relativamente rara de esta zona mediterránea.


 El Agaricus litoralis (= A. maskae = A. spissicaulis) es un raro champiñón blanco, ni amarilleante ni de olor anisado, parecido al A. silvicola y con carne lentamente enrojeciente al corte.


También interesante y que pasa con frecuencia desaparecibida entre el musgo por su pequeño tamaño, la Ramaria abietina, muy similar a la R. flaccida, pero cuyas ramas se ponen verdosas al manipularlas.


Otras especies abundantes y ya más comunes que hemos observado son el Hebeloma laterinum.


El pequeño Tricholoma psammopus, también de sabor un poco amargo e incomible.


El amargo e incomible Leucopaxillus amarus.


Y la más peligrosa de todas y sobre todo por el gran tamaño de los ejemplares encontrados, la mortal Galerina marginata.

RELACIÓN DE ESPECIES OBSERVADAS.

Agaricus litoralis, Clitocybe dicolor, Clitocybe phyllophila, Clitocybe subspadicea, Galerina marginata, Hebeloma laterinum, Lepista flaccida, Lepista sordida, Leucopaxillus amarus, Lyophyllum semitale, Mycena seynesii, Ramaria abietina, Rhodocybe fallax, Suillus mediterranensis, Tricholoma fracticum, Tricholoma psammopus, Tricholoma scalpturatum, Tricholoma terreum.

sábado, 17 de diciembre de 2016

Lerín (14/12/2016) Sotos fluviales

Un corto paseo por los sotos del Ega a la altura de Lerín donde los troncos muertos de diversas especies arbóreas se acumulan nos aportan interesantes especies micológicas.


Sin duda la más interesante y llamativa el Rhodotus palmatus, una seta muy peculiar y para mí la primera que conozco con una estructura de cutícula tan singular que nos ofrece imágenes macroscópicas espectaculares.


Una Sección transversal de la superficie del sombrero muestra a la derecha la carne interna, en medio una gruesa capa de hifas muy separadas entre sí porque están gelatinizadas, están inmersas en una masa gelatinoas que absorbe mucha agua, separa las hifas y se hincha y en la superficie, a la izquierda de la foto una capa de tipo "himeniforme" formada por terminaciones engrosadas como un embaldosado.


Hifas gelatinizadas que estan inmersas en una masa incolora, pero mucosa que se hincha con la humedad. Estos es muy frecuente en los hongos para retener humedad, los hongos visocosos.


Teñidas con rojo congo se ven mejor, todo el espacio que dejan lo ocupan agua y por eso la seta es muy pesada.


Pero lo más notable de esta seta es que la capa gletinizada que normalmente es la más externa y le da un tacto viscoso a la seta en este caso esta tapada por una capa de células esféricas, piriformes o globulosas que encierran la humedad interna y el hongo no presenta tacto viscoso.


Un detalle de estas células muestran un tejido que se separa con cierta facilidad para dejar salir la humedad.


Esta peculiaridad hace que los carpóforos jóvenes y en tiempo húmedo dilaten se superficie de manera irregular e incluso dejen salir el agua interna en forma de gotitas lo que la hacen espectacular como esta foto realizada por el amigo Antonio Villanueva.


Y por supuesto no terminan ahí sus peculiaridades, presenta esporas rosadas como todo el carpóforo y espinosas.

Las espinas y el apículo por donde se sujetaban al basidio destacan muy bien en azul cotón.


Otras especies raras e interesantes observadas son la Coniophora puteana, una Corticiáceas de textura un poco gelatinosa.


Uno de los yesqueros que no producen carpóforo saliente o en pezuña, el Phellinus punctatus.


Y el Trametes trogii.

Presenta una parte saliente relativamente pequeña y una gran superficie himenial adherida al tronco.

RELACIÓN DE ESPECIES OBSERVADAS

Coniophora puteana, Coprinopsis atramentaria, Coprinus comatus, Phellinus punctatus, Pleurotus pulmonarius, Rhodotus palmatus, Schizophyllum commune, Trametes trogii, Tremella mesenterica, 

martes, 13 de diciembre de 2016

Valle de Iza (10/12/2016) Quejigales.

Ya muy poca cosa en los robledales y quejigales de estas zona visitados, pero siempre alguna cosa se encuentra, la mayor parte pasadas.


Varias clases de negrillas, entre ellas la negrilla clara, Tricholoma scalpturatum en muy buen estado y salioendo.


También otra negrilla similar pero de pie grisáceo, el Tricholoma astrosquamosum var squarrulosum.


Y ya con más peligro el Entoloma rhodopolium, tóxico.


Quedan relictos algunos carpóforos en muy mal estado de Armillaria mellea que tanto han abundado.


Una especie interesante para micólogos y no fácil de determinar ya que pertenece a un complicado género, el Cortinarius rigens = C. duracinus.


Y la común hebeloma rábano, Hebeloma sinapizans, con fuerte olor a rágano o patata cruda y muy abundante en todo tipo de bosques, tanto hayedos y robledales como pinares.


Sin embargo donde más especies encontramos en en troncos, tocones y ramas en descomposición, como la Tremella foliacea y por supuesto su congénere la amarilla Tremella mesenterica.


El Radulomyces molaris que forma como costras cubiertas de aguijones sobre troncos y ramas muy descompuestas.

Y terminamos esta selección con una de las más peligrosas setas, la mortal Galerina marginata, en este caso de muy buen tamaño.

RELACIÓN DE ESPECIES OBSERVADAS

Armillaria mellea, Byssomerulius corium, Clitocybe nebularis, Cortinarius paraplatypus, Cortinarius rigens, Entoloma rhodopolium, Galerina marginata, Hapalopilus rutilans, Hebeloma crustuliniforme, Hebeloma sinapizans, Hexagonia nitida, Hygrophorus eburneus, Hygrophorus leucophaeo-ilicis, Hygrophorus persoonii, Laccaria laccata, Lycoperdon molle, Lyophyllum decastes, Marasmius oreades, Mycena galericulata, Mycena polygramma, Phellinus torulosus, Radulomyces molaris, Rhodocollybia butyracea f_asema, Rhodocollybia butyracea f_butyracea, Russula acrifolia, Russula fragilis, Russula olivacea, Russula romellii, Stereum hirsutum, Trametes versicolor, Tremella foliacea, Tremella mesenterica, Tricholoma atrosquamosum var_squarrulosum, Tricholoma scalpturatum, Tricholoma sulphureum, Tricholoma ustale.