miércoles, 21 de diciembre de 2016

Lerín (18/12/2016) Pinares carrascos

Estos pinares mediterráneos poco atractivos en general para los seteros son tardíos para dar fructificaciones de setas, pero en general ofrecen especies muy interesantes, incluso para los micófagos. Una pequeña muestra de lo que vimos y disfrutamos con los amigos de Lerín, Antonio y Jose Luis.


Algunas zonas están repletas de negrillas, Tricholoma terreum, y sus afines claras, T. scalpturatum y T. atrosquamosum.


 Muchos hongos de vaca, también comestibles, y especialmente el Suillus mediterranensis, de color más claro, y base del pie rosada.


También comestible, pero de menos calidad por un cierto amargor la Lepista flaccida.


Pero lo más interesante micológicamente en general es de escaso interés culinario, el caso del Rhodocybe fallax un poco amargo, una especie relativamente rara de esta zona mediterránea.


 El Agaricus litoralis (= A. maskae = A. spissicaulis) es un raro champiñón blanco, ni amarilleante ni de olor anisado, parecido al A. silvicola y con carne lentamente enrojeciente al corte.


También interesante y que pasa con frecuencia desaparecibida entre el musgo por su pequeño tamaño, la Ramaria abietina, muy similar a la R. flaccida, pero cuyas ramas se ponen verdosas al manipularlas.


Otras especies abundantes y ya más comunes que hemos observado son el Hebeloma laterinum.


El pequeño Tricholoma psammopus, también de sabor un poco amargo e incomible.


El amargo e incomible Leucopaxillus amarus.


Y la más peligrosa de todas y sobre todo por el gran tamaño de los ejemplares encontrados, la mortal Galerina marginata.

RELACIÓN DE ESPECIES OBSERVADAS.

Agaricus litoralis, Clitocybe dicolor, Clitocybe phyllophila, Clitocybe subspadicea, Galerina marginata, Hebeloma laterinum, Lepista flaccida, Lepista sordida, Leucopaxillus amarus, Lyophyllum semitale, Mycena seynesii, Ramaria abietina, Rhodocybe fallax, Suillus mediterranensis, Tricholoma fracticum, Tricholoma psammopus, Tricholoma scalpturatum, Tricholoma terreum.