sábado, 17 de diciembre de 2016

Lerín (14/12/2016) Sotos fluviales

Un corto paseo por los sotos del Ega a la altura de Lerín donde los troncos muertos de diversas especies arbóreas se acumulan nos aportan interesantes especies micológicas.


Sin duda la más interesante y llamativa el Rhodotus palmatus, una seta muy peculiar y para mí la primera que conozco con una estructura de cutícula tan singular que nos ofrece imágenes macroscópicas espectaculares.


Una Sección transversal de la superficie del sombrero muestra a la derecha la carne interna, en medio una gruesa capa de hifas muy separadas entre sí porque están gelatinizadas, están inmersas en una masa gelatinoas que absorbe mucha agua, separa las hifas y se hincha y en la superficie, a la izquierda de la foto una capa de tipo "himeniforme" formada por terminaciones engrosadas como un embaldosado.


Hifas gelatinizadas que estan inmersas en una masa incolora, pero mucosa que se hincha con la humedad. Estos es muy frecuente en los hongos para retener humedad, los hongos visocosos.


Teñidas con rojo congo se ven mejor, todo el espacio que dejan lo ocupan agua y por eso la seta es muy pesada.


Pero lo más notable de esta seta es que la capa gletinizada que normalmente es la más externa y le da un tacto viscoso a la seta en este caso esta tapada por una capa de células esféricas, piriformes o globulosas que encierran la humedad interna y el hongo no presenta tacto viscoso.


Un detalle de estas células muestran un tejido que se separa con cierta facilidad para dejar salir la humedad.


Esta peculiaridad hace que los carpóforos jóvenes y en tiempo húmedo dilaten se superficie de manera irregular e incluso dejen salir el agua interna en forma de gotitas lo que la hacen espectacular como esta foto realizada por el amigo Antonio Villanueva.


Y por supuesto no terminan ahí sus peculiaridades, presenta esporas rosadas como todo el carpóforo y espinosas.

Las espinas y el apículo por donde se sujetaban al basidio destacan muy bien en azul cotón.


Otras especies raras e interesantes observadas son la Coniophora puteana, una Corticiáceas de textura un poco gelatinosa.


Uno de los yesqueros que no producen carpóforo saliente o en pezuña, el Phellinus punctatus.


Y el Trametes trogii.

Presenta una parte saliente relativamente pequeña y una gran superficie himenial adherida al tronco.

RELACIÓN DE ESPECIES OBSERVADAS

Coniophora puteana, Coprinopsis atramentaria, Coprinus comatus, Phellinus punctatus, Pleurotus pulmonarius, Rhodotus palmatus, Schizophyllum commune, Trametes trogii, Tremella mesenterica,